• +57 320 491749
  • joelsierra@redcolombia.org

Nuestra Historia

¿Por qué?

Desde la colonización del departamento, las comunidades organizadas venían desarrollando acciones de hecho para lograr mejores condiciones de vida, es así como se llevaron a cabo: el paro cívico del 1972, segundo paro cívico en 1982, tercer paro cívico de 1986, las jornadas de recuperación de tierras conocidas como las jornadas de mayo del Nororiente.

A partir de boom petrolero a mediados de los años 80s, se comienza a aplicar una estrategia de guerra sucia del Estado, con el ánimo de desarticular el tejido social y acallar el pueblo, que rechazaba la explotación indiscriminada de los recursos naturales, la destrucción del ambiente y los atropellos contra la población.

Hechos como los asesinatos, desapariciones y masacres de Caño Jesús (Arauca Capital), masacre de Mata Oscura (Arauquita), masacre de Puerto Lleras, masacre en San José Obrero; los asesinatos selectivos y las violaciones sexuales, a nombre de “La Mano Negra” en los municipios de Saravena y Fortul; las ejecuciones extrajudiciales de los hermanos roperos en Caño Flores – Fortul, la ejecución de los hermanos Ayala Contreras en Saravena, hicieron que fuera menester crear un instrumento que desde las entrañas del pueblo asumiera la lucha por los derechos humanos.

¿Para qué?

A pesar que cada organización social cuenta con un eje de Derechos Humanos, se hacía necesario consolidar un solo organismo que se encargará de:

Denunciar los hechos de represión.
Asesorar y Representar las víctimas y organizaciones.
Capacitar a las comunidades.
Visibilizar la problemática.
Interlocutar con las instituciones del gobierno.
Brindar apoyo psicosocial a las víctimas.
Llevar la batuta en LA LUCHA CONTRA LA IMPUNIDAD, en la Región.

¿Quiénes?

La Fundación de Derechos Humanos nació de la representación de los cinco sectores de las Organizaciones Sociales de Arauca.

¿Por qué JOEL SIERRA?

Joel Sierra González, fue un dirigente campesino del municipio de Fortul. Presidente de la Asociación Inspectorial de Usuarios Campesinos AIUC, desde donde desarrollaba su trabajo en defensa de los derechos humanos, en esa jurisdicción. Habitaba en la Vereda San José Obrero. El 16 de agosto de 1989, fue retenido ilegal y arbitrariamente, por el ejército colombiano, quienes lo torturaron hasta asesinarlo, luego enterrado en una fosa común junto con otras cuatro personas, en el municipio de Fortul-Arauca-Colombia.

Este hecho se encuentra en la más completa impunidad y en honor a su memoria y a fin de dignificar su vida, ejemplo y labor, se decidió adoptar su nombre para esta fundación.

NUESTRO CAMINO RECORRIDO

Durante los 23 años de historia hemos ganado reconocimiento y credibilidad a nivel regional, nacional e internacional.

Casos Emblemáticos:

Denuncia contra la Cooperativa El Corral.

Asesoría a las víctimas y acompañamiento durante todo el proceso por la masacre de la Cabuya.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento a las víctimas de la masacre de Santo domingo. Desarrollo del Tribunal Internacional de Opinión en Chicago.

Denuncia contra la OXY.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento en el proceso por la Masacre Flor Amarillo, Piñalito y Cravo Charo.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento en el proceso por la Masacre en Caño Seco, 5 agosto de 2004.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento en procesos por más 50 ejecuciones extrajudiciales.

Defensa y representación legal en los casos de detenciones masivas y selectivas.

Denuncia y seguimiento a los Crímenes cometidos por Julio Enrique Acosta Bernal.

Opinión en Chicago. Denuncia contra la OXY.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento en el proceso por la Masacre Flor Amarillo, Piñalito y Cravo Charo.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento en el proceso por la Masacre en Caño Seco, 5 agosto de 2004.

Denuncia, asesoría, representación y acompañamiento en procesos por más 50 ejecuciones extrajudiciales.

Defensa y representación legal en los casos de detenciones masivas y selectivas.

Denuncia y seguimiento a los Crímenes cometidos por Julio Enrique Acosta Bernal.

Victimización:

Entre los reiterados intentos del Estado por acallar nuestra voz y detener nuestra labor social, encontramos los siguientes:

Asesinato del compañero JOSÉ RUSBELL LARA, coordinador de nuestra seccional en el municipio de Tame y miembro del sector comunal, el 9 de noviembre de 2002, a manos de presuntos paramilitares.

Judicialización del compañero JOSÉ VICENTE MURILLO TOBO, presidente para la época de ésta fundación y miembro del sector Juvenil Estudiantil, el 23 de agosto de 2003.

Judicialización del compañero ISMAEL PABON MORA, Tesorero de la Junta Directiva y miembro del sector campesino, el 23 de agosto del 2003.

Judicialización y posterior asesinato del compañero EDUAR ALEXANDER VARGAS, coordinador de nuestra seccional en el municipio de Arauca y miembro de la Asociación Juvenil Estudiantil Regional ASOJER, el 11 de marzo de 2004.

Señalamientos del Ejército Nacional desde el programa “La Verdad del Engaño” emitido por la Emisora Colombia Mía, durante finales del 2003 y medio año del 2004.

Judicialización de la compañera MARTHA OSORIO, miembro de nuestra seccional en el municipio de Arauca y dirigente del sector comunal, el 21 de octubre de 2003.

El asesinato de Rito Hernández Porras, miembro de nuestra seccional en Saravena y del sector comunal, el 25 de septiembre de 2004.

Las reiteradas retenciones ilegales y arbitrarias de los compañeros YILSON JAVIER TORRES, EMANUEL RIVERO TORRES, JORGE TORRES y EDUARDO SOGAMOSO CUBIDES, por pertenecer a la junta Directiva de esta fundación y a las organizaciones sociales de Arauca.